Luz del alma Premios 2011 Seleccionada obra Bienal Latin View
Viva El Arte Centro comercial Plaza del Sol 2012
Museo Juan Santamaría En Alajuela Exposicion de Refranes Costarricenses 2012
Invitación del Arte de la Paz Galeria Nacional
Del Arte de La Paz Galería Nacional 2012
Casa Cultural Barrio Amón
Bienal Latin Views 2012 Connecticut
Arte De La Paz
Sala exposiciones El Cuño
Arte De La Paz 2012, Museo Galeria Nacional
Exposicion colectiva Redes 2012 Mac Antigua Aduana obra seleccionada
Jardin de Los Refranes Esculturas Rodantes San Jose 2012
Jardín de Los refranes Esculturas San José
Jardíin de Los Refranes Fia en la Sabana
Jardín de Los Refranes San José
I Exposición Arte Mujer 2012
Inauguración del Jardín de los refranes exposición Festival de Arte Costarricense
Latin Views 2010 call to artists & application
Latin Views 2010 poster
Video Cow Parade 2008 Telenoticias :: Descargar aquí
Casa Tomada
Mujeres artistas retratan la masculinidad en muñecos
Ana Wien alaba la vida con acrílicos, sillas y esculturas
Se acerca el gran ¡muuuuu!
Las Vacas para el Cow Parade ya tienen dueño
El Wien-bang de los colores
Arte que pasa Fronteras
Ana Wien expondrá su colorida obra en Francia
Versátil y Consistente
La dolce vita
Figuras estilizadas y formas geométricas


Luz del alma Premios 2011 Seleccionada obra Bienal Latin View

Subir



Viva El Arte Centro comercial Plaza del Sol 2012

Subir



Museo Juan Santamaría En Alajuela Exposicion de Refranes Costarricenses 2012

Subir



Invitación del Arte de la Paz Galería Nacional

Subir



Del Arte de La Paz Galeria Nacional 2012

Subir



Casa Cultural Barrio Amón

Subir



Bienal Latin Views 2012 Connecticut

Subir



Arte De La Paz

Subir



Sala exposiciones El Cuño

Subir



Arte De La Paz 2012, Museo Galeria Nacional

Subir



Exposicion colectiva Redes 2012 Mac Antigua Aduana obra seleccionada

Subir



Jardín de Los Refranes Esculturas Rodantes San Jose 2012

Subir



Jardín de Los refranes Esculturas San José

Subir



Jardín de Los Refranes Fia en la Sabana

Subir



Jardín de Los Refranes San José

Subir



I Exposición Arte Mujer 2012

Subir



Inauguración del Jardín de los refranes exposición Festival de Arte Costarricense




Subir



Casa Tomada
Periódico La Nación, Ancora
Domingo 2 de Marzo, 2008

Ver artículo aquí

Subir



Mujeres artistas retratan la masculinidad en muñecos
Periódico La Nación, Aldea Global
Martes 27 de Noviembre, 2007
Ver Artículo aquí
 

Subir



Periódico La Nación, Aldea Global
Jueves 28 de Febrero, 2008

Ana Wien alaba la vida con acrílicos, sillas y esculturas.


La obra Belleza y Armonía, creada en el año 2006.

Alejandra Vargas M.
alevargas@nacion.com

Una explosión de colores, flores, mariposas, esculturas, toros y sillas miniatura tomó este mes la galería De Jair, en Santa Ana, con el objetivo de alabar la vida, el buen humor y los buenos deseos que a veces las personas olvidamos en el 'corre-corre' diario.

Con el título de "Regalos de la Naturaleza". la artista costarricense Ana Wien muestra una exposición que pretende evocar un alto, una pausa para que cada quien reflexione y descubra sus propias razones para sentirse feliz.

Con esta intención en su mente, Wien integró en una misma sala unas 32 obras contemporáneas, entre acrílicos de gran formato, sillas miniaturas Y esculturas pintadas. También exhibe una especie de cilindros de hasta 1,5 metros -que giran sobre sí mismos y están pintados por todos lados.

Propuesta radiante. "Estas son obras bien lindas, frescas y contemporáneas. Hay muchas figuras de colores vibrantes y traté, como siempre, de innovar en las texturas. Me parece que la gente puede disfrutar mucho la exposición. Está llena de alegría", dijo su autora.

Las obras están repletas de flores mágicas, mariposas, mariquitas, libélulas y hojas. No faltan las piezas de vidrio o bronce incrustadas en sus cuadros. Incluso, algunas obras están habitadas por telas, resinas y hasta polvo de piedra cuarzo.

En los acrílicos predominan los fondos azules, verdes y metálicos.

"Siempre le he pintado a la naturaleza porque realmente me gusta convivir con ella y eso es lo que quiero contagiar a los demás: ¡puras ganas de vivir!", dijo Wien.

"Creo que cada día merece ser el mejor de la vida y me halagaría mucho que la gente logre sentir eso cuando vea mis obras", concluyó.

"Regalos de la Naturaleza" se mantendrá expuesta hasta marzo.

La galería De Jair se ubica en el nuevo centro comercial de Santa Ana llamado Momentum. Lindora.

Ana Wien tiene más de 30 años en el mundo de la pintura y ha participado en diferentes festivales de arte nacionales e internacionales. La artista suele pintar con la técnica de acrílico y sus cuadros son de pequeño y mediano formato. Además de la naturaleza, le gusta rescatar la presencia femenina, como un homenaje a su rol social.

Subir



Periódico la República, Magazine
Viernes 14 de Marzo, 2008

SE ACERCA EL GRAN ¡MUUUUU!!!!!!!!!

Cada vez está más cerca el momento en que diferentes bulevares y parques de San   José se convertirán en una zona de repasto para 120 vacas.

Unos de los artistas nacionales entregaron sus piezas, otros tienen prórroga hasta la próxima semana, debido a la complejidad de su diseño.

Entregada ayer fue la vaca "Un radiante amanecer con Luisiana de la pintora Ana Wien, la cual explora el tema de la abundancia de recursos naturales del país.

"La obra requirió un trabajo diario de entre ocho y diez horas" , explicó la artista, quien aplicó la técnica del óleo.

El Cow Parade es una exposición -al aire libre- de vacas pintadas o esculpidas por artistas, que nació en Zúrich, Suiza,en 1998, con el objetivo de promocionar a los productores de leche y criadores de ganado vacuno.

En el país, el evento se apoderará del bulevar de la avenida central, la Plaza de la Cultura, el bulevar de la avenida 4, los parques Central y Morazán, y el Bulevar Ricardo Jiménez, que une a la Asamblea Legislativa con la Corte Suprema de justicia.

Para proteger las piezas, la Municipalidad de San José dispondrá de varios grupos de policías, durante las 24 horas. Sin embargo, la cantidad de efectivos se definirá en los próximos días, cuando la empresa organizadora del evento, coordine la distribución de las obras en cada sector.

Carolina Barrantes
chaffantes@larepublica.net

Subir




Periódico La Nación, Aldea Global
Domingo 27 de Enero, 2008

Las Vacas para el Cow - Parade ya tienen dueño

 Artistas conocidos y emergentes solo tendrán un mes para trabajar en ellas
 En marzo 120 figuras de fibra de vidrio adornarán los bulevares josefinos
Esteban Córdoba A. | escordoba@nacion.com

Las vacas de fibra de vidrio que “pastarán” en las aceras josefinas en marzo en el Cow Parade ya tienen sus padres creativos.

El esperado fallo del jurado internacional del festival se emitió el jueves pasado y ya fue revelado a La Nación .

Se seleccionó a un centenar de artistas para concretar sus bocetos en las 120 vacas de fibra de vidrio, que se expondrán de finales de marzo a inicios de agosto en diversos puntos de la capital.

“El jurado se basó en originalidad del diseño, la creatividad, la calidad y el criterio de arte popular representativo”, dijo Mariano Morelli, director de Vallas y Gigantografías, empresa que coordina la actividad.

La próxima semana los seleccionados recibirán una o dos piezas que deberán terminar para la primera semana de marzo; además, la organización les otorgará $500 para el pago de los materiales de su obra.

Se eligieron 120 piezas de más de 600 propuestas, pero los seleccionados son menos de 110: una decena de ellos recibió el privilegio de trabajar en dos piezas simultáneamente.

Sin embargo, usted podría ver un número mayor de vacas en el Cow Parade San José 2008.

“Los patrocinadores que financien más de cinco piezas tendrán el derecho de mandar a crear una adicional, de acuerdo con sus estrategias comerciales, pero esas ‘vacas extra’ estarán fuera de las que fueron elegidas por su valor artístico”, aclaró Antonio Peláez, director comercial de la empresa Vallas y Gigantografías.

¿Quiénes son? Las obras de artistas emergentes estarán junto a las de autores de gran trayectoria. Entre los seleccionados están Ana Wien, Ana Victoria Garro, Rodolfo Stanley, Emilia Cersósimo, Marijosé Terán, Walter Herrera Amighetti, José Herrera, Flora Zeledón (con dos bocetos aprobados), Cristina Fournier, Guillermo Porras On, Otto Apuy, Blanca Ruiz Fontanarrosa (con dos bocetos aprobados) y Marco Mora, entre muchos otros.

“Lamentablemente la exposición Cow Parade San José 2008 es solo de 120 vacas y, por lo tanto, nos vimos obligados a seleccionar ese número de bocetos; sabemos que serán los más demostrativos de la vida de los costarricenses y de San José mismo”, señaló en el fallo el Comité Internacional del Cow Parade, cuyos miembros no fueron revelados a este diario.

De manera anecdótica se puede mencionar que entre los seleccionados se encuentran un padre y su hija: Édgar y Tatiana Zúñiga.
Además, las tres propuestas colectivas que presentó el artista Juan José Durán fueron elegidas.

Creatividad premiada. Dos vacas que bailan abrazadas y hacen un paso de bolero, son las modelos que usará el artista Rodolfo Stanley.

“Quiero hacer una secuencia de mis trabajos anteriores relacionada con los ‘bailongos’ en Costa Rica. Este es un país donde se baila mucho y debemos reflejar esto al mundo”, comentó el pintor.

Por su parte, el escultor Édgar Zúñiga también quiso continuar el tema de sus trabajos anteriores en las piezas bovinas. “Mi idea es crear una escultura de una vaca que atraviesa un muro con las patas, esto tiene relación con las ‘figuras humanas atravesando muros’ que he desarrollado anteriormente y que sugieren una alegoría de la capacidad del ser humano de atravesar las adversidades”, dijo el escultor.

Xiomara Blanco, quien recibirá dos piezas, fue más expresiva cuando supo de la noticia: “¿Dónde las voy a meter?”, expresó entre risas. Sus dos bocetos fueron aprobados. Uno de ellos versa sobre la carreta típica y el otro sobre el concepto de las nubes.

Al finalizar el período de exposición, las obras serán subastadas y el dinero irá a cuatro instituciones: Hospital Nacional de Niños, la Fundación Obras del Espíritu Santo, Fundavida y Hogares Crea.

Subir


 


SU CASA
EDICIÓN 36 AÑO 2007

Por: Randall Zúñiga

Ana Wien:
El Wien-bang de los colores

El Sonido de las Voces (60x60 cm), acrílico del 2006

En Santa Ana y bajo su radiante sol, hay un oasis. Es un pequeño estudio donde la vida se desborda en los rincones, por las paredes y por los suelos. Donde la artista Ana Wien hace aparecer, como por arte de luz, sus pinturas.

Azul, rojo, amarillo. Blanco. Flores. Joyas. Madera. Conchas. La vida se desborda como el mar o de las manos de una madre en las pinturas vitales de Ana Wien. La artista costarricense recién en el 2006 estuvo armada de su arte en la exposición Artists & Life, en la Toit de la Grand Arch de la Défense, en París, donde fue la representante de todo nuestro continente ante los ojos del resto del orbe.

La explosión de colores y materiales convierte las pinturas de Wien en una conversación cara a cara con la vida en su estado más natural. Su arte mueve las cuerdas más sensibles de nuestro cuerpo por la sinceridad y la alegría del trazo.

París
Si miráramos la bitácora y el pasaporte de Ana, nos daríamos cuenta de que en los últimos años no ha descansado un solo día de hacer lo quemás le gusta. Un gusto que no todos tienen en la vida. Exposiciones en galerías, centros culturales, hoteles y restaurantes, en festivales artísticos y museos del país, así como exposiciones y festivales en distintas partes del mundo. París, una de sus últimas escalas.

Respira la Naturaleza 130 x 100 cm 2006

La organización Artists & Life fue la encargada de poner en orden los papeles para la muestra parisina, que procuraba recaudar fondos para Vietnam. Wien participó con siete pinturas que reflejaron su talento y el de todos los artistas latinoamericanos, al menos durante unos días. “Llevé arte contemporáneo, bastante surrealista y mucho realismo mágico”, cuenta Wien, quien asegura que “exponer en París no es fácil para nadie”, a pesar de su carrera de más de 30 años dedicada por completo al arte y con exposiciones en Estados Unidos y República Dominicana, entre otros.

Los maestros de la maestra
Para conocer su amor por el arte, podemos repasar sus primeros trazos en la vida, con plumilla. Los artistas Manuel de la Cruz González y Francisco Amiguetti fueron sus maestros, no solo en la técnica, sino en su manera de ver el arte. “Con ellos aprendí las bases, conocí las formas”, y afirma luego: “uno nace con el arte adentro”.

“Empecé a llevar clase de pintura y a saber que esto era lo mío desde el colegio. Estudié óleo en el Anastasio Alfaro y luego plumilla en el Luis Dobles. Ya casada y con un hijo no fue fácil pero seguí estudiando con don Manuel”. Recuerda. La honestidad, la disciplina, su familia y su rebeldía artística fueron las bases para convertirse en lo que es.

Apadrinada de tal manera, no tuvo más remedio que entrar con el pie derecho: el Museo Nacional fue el hogar de sus dos primeras exposiciones, una en 1979 y la otra en 1980.

Caballete de Batalla
El arte ha sido el caballo de batalla de Wien para sobrellevar los golpes de la vida, entre ellos la muerte de su padre. “Él amó la vida y a pesar de muchas cosas siempre salió adelante. Me enseñó a valorar a la gente por lo que es. Y así crecí yo, con ese mismo amor a la vida”.

Con los años su obra ha madurado y ella también. “Trato de transmitir mis vivencias mediante la pintura. Todo lo que he ido aprendiendo, lo que me dieron mis padres, los valores de las cosas y los tropiezos”.

Ana Wien

Luego de una larga pausa por el duelo, Ana Wien ha vuelto a hacer lo que mejor sabe, pintar, y ha vuelto a exponer como nunca antes con una serie de presentaciones que rondan lo maratónico, al menos en los últimos años. “Yo me he entregado en cuerpo y alma al arte. Yo lo amo y por eso sigo pintando. La verdad me siento muy bien y sé que la gente se siente bastante bien con lo que yo hago”.

Su pintura, como su sonrisa, transmite una vitalidad inusitada. Para ella, lo pulsional del proceso artístico que vive es la fortaleza de su arte. “Razonar muchas veces no le llega a la gente. A la gente hay que llegarle con algo que le haga sentir y que le agrade”. Ana Wien lo sabe y lo aplica, sin planear, como un bing-bang de colores.

Currículo de Ana
Con Manuel de la Cruz González y Francisco Amiguetti como maestros, la carrera de Ana Wien ha estado matizada por su gran talento y disciplina. Ha sido acreedora en nuestro país del primer lugar del certamen Grano de Oro, Sintercafé, en 1997, ganó el certamen Color de Costa Rica en 2003 y 2004, el Second Runner-up del New York International Art Festival, en 2005 y fue Mención Honorífica de Women in the Arts 2005, del Museum of the Americas, Miami. Además, ha presentado sus obras en París, República Dominicana, Estados Unidos, Dinamarca, España y nuestro país.

Subir




Estilos y Casas

Año9 Número 1

Ana Wien
Arte que pasa Fronteras
Texto: Lucrecia Alfaro

Invitada por la asociación Artists & Life, la artista costarricense Ana Wien expuso en la exhibición anual que esta organización realiza en París…

Artists & Life es una asociación humanitaria, cultural, apolítica y laica, que tiene como objetivo crear eventos artísticos y culturales de carácter internacional. Cada acción se lleva a cabo para el beneficio de una obra caritativa diferente, con el fin de ayudar a los niños menos afortunados del mundo.

Su objetivo es agrupar a artistas reconocidos con jóvenes talentos, teniendo como punto común la defensa de los valores esenciales de la humanidad: la tolerancia, la fraternidad y la solidaridad entre los pueblos.

Así se consigue que artistas de variadas latitudes actúen juntos para despertar la conciencia de todos y probarnos que el arte pasa fronteras.

La exhibición tuvo lugar en dos sedes, una, en el mirador del simbólico edificio del Arco de la Defensa, en la parte contemporánea de París, al oeste de la ciudad, cuya inauguración fue el 30 de octubre, y se extendió hasta el 7 de noviembre. Y la otra en la Galerie Figure, en el centro.

Participaron 32 artistas de diversos países, como Rusia, Francia, y por supuesto, Costa Rica. La señora Wien fue la única latinoamericana que fue invitada a exponer en tan importante evento, distinción que la artista asegura tomó como un premio a su esfuerzo y también como una gran responsabilidad; y si bien no hablaban el mismo idioma, asegura que fue el “lenguaje” de las mismas obras el que les ayudó a comunicarse, y que el ambiente era tan empático, que los que sabían algún idioma afín, como el inglés, hacían las veces de traductores.

La exhibición contempló diversas disciplinas artísticas, entre ellas, escultura, fotografía y pintura. Cada artista tuvo que llevar cinco obras, tres de ellas en mediano formato, y dos en pequeño, estas últimas para ser exhibidas en la Galería Figure.

Respecto a cómo fue notificada, explica que los organizadores vieron sus obras en la página web que ella mantiene, y con respecto a cómo se sintió al ser parte de aquel evento en la ciudad considerada por muchos como la cumbre del arte por excelencia, manifestó: “Me siento muy emocionada, muy contenta; en aquel lugar tan amplio, moderno y luminoso las obras tomaban prestancia. Además, fue muy enriquecedor estar y compartir con artistas de otros lados, con propuestas realmente distintas entre sí y también con respecto a lo que estamos acostumbrados en este lado del mundo. Para ellos todo lo que signifique innovación y experimentación se vale, quizás este fue el principal mensaje que me quedó. Sin embargo, también estoy orgullosa porque comparando, pude constatar que en Costa Rica tenemos mucho talento, lo único que nos falta es ‘abrir’ la mente, investigar y no tener miedo a cambiar”, detalló.

Su relación con la acogida que tuvo su obra, reseña: “Impactó mucho su colorido y la percibían como arte muy espiritual, salido del alma; cosa que me complace mucho porque de alguna manera así es”.

Muestra de la aceptación que tuvo, es el hecho de que tres de sus obras fueron adquiridas en tal evento.

    • Desde Estilos & Casas, una sincera felicitación por tan positivos resultados y digna representación.


    Subir



    La República
    Sábado 23 y 24 de setiembre, 2006

    Creaciones con Alma propia

    La artista costarricense Ana Wien inaugurará “Respira naturaleza”, 22 pinturas y cuatro esculturasenel Restaurante Bacchus, disponibles al público a partir del martes.

    Ana Wien recorre los caminos del arte y sus diversas técnicas con la soltura propia de un juego, entre personajes fantásticos y colores cargados de sensaciones.

    Wien regresa con una propuesta de trazos abstractos y formas modernas provenientes de naturaleza en “Respira Naturaleza”.

    “Seres fantásticos de galaxias lejanas, los cuales entregan un concierto de alegría y brindan esperanza al mundo”, así describe Wien su obra, que recoge 22 pinturas y cuatro esculturas.

    Cada una de estas creaciones cuenta con alma propia, donde los colores toman el papel protagónico entregando un mensaje de esperanza a quien las observa.

    Esta exposición se inaugurará este lunes 25 de setiembre en el Restaurante Bacchus, en Santa Ana, pera estará disponible al público a partir del martes.

    Según Wien, esta muestra exhibe temas como la convivencia entre los seres humanos y la naturaleza creando un realismo mágico entre ambas vertientes.

    Esta obra, que permanecerá tres meses en exposición, pretende llevar al espectador por un viaje de sensaciones, que induzcan a pensamientos positivos.

    “Me gusta utilizar mucho el color, ya que me transmite mucha vida y energía, tengo un lema que dice: “Las formas siempre existen y el color va a ser para siempre”, manifestó Wien, quien logra crear personajes iguales tanto en sus pinturas como en su esculturas.

    Por su estilo colorido y su profesionalismo, Wien fue seleccionada para presentar sus creaciones en el “Artists and Life”, exposición internacional que se realizará del 25 de octubre al 7 de noviembre en Francia y presentará tres obras.

    Otro de los proyectos que maneja Wien es la exposición del Museo de Arte Moderno de Santiago, en República Dominicana, adonde llevará una escultura.

    “Me siento sumamente emocionada de que me hayan tomado en cuenta para estas exposiciones, ya que es un reconocimiento a la creación”, explica Ana Wien quien presenta “Respira Naturaleza”.

    Subir




    LA NACION
    Miércoles 20 de setiembre del 2006

    Ana Wien expondrá su colorida obra en Francia


    Javiera Gutiérrez M
    jgutierrez@nacion.com

    TRAYECTORIA
    Ana Wien ha participado en exposiciones colectivas en Europa y Estados Unidos

    CON OTROS ARTISTAS
    Ana Wien expondrá su colorida obra en Francia

    • Institución benéfica francesa la invitó a exponer cuatro obras en París

    • Algunas de sus creaciones están en el restaurante Bacchus, Santa Ana

    La Pintora y escultora costarricense Ana Wien está entre los 35 artistas internacionales seleccionados para participar de la exposición Artistas y Vida, que se realizará en París del 25 de octubre al 7 de noviembre.

    Las obras de Wien se caracterizan por la utilización de colores vivos y variados.

    Este evento artístico incluirá dos exhibiciones paralelas, una de ellas en el espacio cultural del Gran Arco de la Defensa y la otra en la galería Figure.

    Las cinco piezas las pintó exclusivamente para estas exhibiciones en Francia, que se realizarán en beneficio de la asociación francesa Xuan, para ayuda de los niños en Vietnam.

    Actualmente, las obras de la última colección de Ana Wien pueden apreciarse en Costa Rica.

    En el restaurante Bacchus (Santa Ana) tiene una exposición de 22 obras, que forman parte de la colección Respira naturaleza y cuatro esculturas en resina con bronce.

    La inauguración será el lunes 25 a las 7:30 p.m. Esta exposición en Bacchus se mantendrá hasta finales del mes de noviembre.

    Sus colores. Con cada cuadro esta pintora costarricense inunda un

    espacio de colores. Turquesas, azules y amarillos vivos dan lugar a formas de naturaleza y música.

    Con sus trazos muy alegres y detalles pequeños de animales y flores, Wien intenta evocar vida.

    “Lo que yo quiero es que la gente vea felicidad en mis cuadros. Espero que cada persona lo interprete según lo que le provoque”, contó la pintora.

    Ella recalcó que sus temas siempre son motivos alegres y que hacen referencia a la familia y a la importancia de la mujer.

    Para ella todo es inspiración; es más, confesó que lleva siempre consigo una libreta y un lápiz para plasmar cada idea que se le va presentando.

    No solo en Francia están interesados en la obra de Ana Wien.

    El año pasado participó en otras dos exhibiciones colectivas en el continente europeo, una en Dinamarca y la segunda en Barcelona, España.

    Asimismo, el año pasado expuso algunas obras en el Museo de las Américas en Florida, Estados Unidos.

    Para el presente año, además de ir a la capital francesa, Wien tiene previsto participar de la Tercera Trienal Internacional de “Tile Cerámico”, por realizarse en República Dominicana.

    Criaturas Fabulosas

     

    Criaturas Fabulosas (en la foto) es una de las obras de Ana Wien que estará en Paris.

    Las obras de Wien se caracterizan por la utilización de colores vivos y variados.

    La costarricense Ana Wien fue seleccionada con otros 34 pintores para realizar dos exposiciones en Paris, Francia.



    Subir




    THE TICO TIMES
    21 de julio de 2006

    Enfoque en las Artes

    LA PINTORA ANA WIEN BALANCEA EL ARTE, LA FAMILIA

    Por Ann Antkiw
    Especial para The Tico Times

    La internacionalmente aclamada Ana Wien debe de ser actualmente una de las más prolíficas artistas en el país. Su arte, como su persona, expresa una intensa y positiva visión de la vida y refleja su percepción y creatividad.
    “Las formas siempre existen, el color es para siempre” dice ella cuando habla de su necesidad de expresar y comunicar sus sentimientos.
    Por los últimos treinta años, Wien ha logrado, como artista, combinar su propio mundo imaginativo con el mundo real de la vida familiar, la alegría personal y los malos momentos.
    “Dios me bendijo con un talento, yo amo compartir mi arte,” dice la madre de tres, orgullosa abuela, residente de Santa Ana, al Suroeste de San José.

    “Los Colores Son Para Siempre”: La artista Ana Wien trabajando en “Aguas Diáfanas 2”


    Ella habla entusiasmada sobre el trabajo que tiene en exhibición y acerca de la multitud de obras estibada en altos grupos en su estudio, donde pinta a diario. Obviamente orgullosa de su trabajo y de sus logros, recalca que sin el total apoyo de su esposo, Max Lang, ella nunca hubiera llegado a ser la artista exitosa que es ahora.

    Los acrílicos sobre tela de Wien se desbordan con vibrantes colores, profundidad, ricas texturas, una pasión por la vida y un indomable espíritu. Ella explora diferentes temas de relaciones entre familia, parejas, mujeres y amigos, todos los cuales son muy importantes para ella.
    Un mundo semi-real se mezcla con un mundo imaginario que es tanto introspectivo como evocativo. Las pinceladas de Wien conjuran un mundo místico de fantasía con un atisbo de emociones que son sugeridas sutilmente y poetizadas con realidad y color. Flores, frutas y naturaleza son combinadas con figuras humanas y su relación con el medio ambiente. El elemento femenino en analogía con la tierra aparece constantemente como un símbolo de fertilidad.
    El trabajo innovador de esta artista multifacética ha pasado por muchos cambios y experimentaciones a través de los años, tanto en estilos como en el uso de materiales. Ella estudió en los talleres de los artistas costarricenses Manuel de la Cruz González y Francisco Amighetti, y en sus principios se concentró en las técnicas de plumilla con tinta y acuarela, siguiendo luego con los óleos.
    “No fue hasta hace catorce años que empecé a usar acrílicos” recuerda la artista. “¡Qué desastre fue! Al principio creí que nunca los dominaría.”
    Hoy, Wien pinta únicamente con acrílicos, aunque su trabajo muestra una variedad distinta en estilo y tema. Las pinturas surrealistas de su reciente, más realista, serie de flores, están en total contraste con su serie de granos de café, una combinación maravillosa de realismo, algunas veces llegando al primitivismo, mostrando figuras humanas recolectando café, casas, el procesado de los granos, caminos y hasta medios de transporte.
    Wien diseña sus propios marcos, y ha empezado a pintar azulejos, uno de los cuales va a ser exhibido en el Museo de la Cerámica en República Dominicana.
    “El tiempo y esfuerzo que le dediqué a ese azulejo fue increible, tenía que tener un tamaño exacto para que me lo aceptaran” dice ella. “Pero bien valió el desafío.”
    La incesante necesidad de Wien por la investigación también la inspiró a moverse al mundo táctil y dimensional de la escultura, y las piezas que ha hecho están inspiradas por sus pinturas.
    Un hiato de casi diecisiete años interrumpió su carrera artística, cuando puso a un lado sus pinceles para criar a su familia y cuidar a su padre enfermo.

    “Café de Altura”:Parte de la serie titulada “Cultura Criolla”.Este acrílico sobre tela del 2003 representa a gente sembrando café en los montes y montañas de Costa Rica.

    “Después de su muerte yo no podía pintar” dice, durante ese período llené el vacío haciendo joyería y vistiendo muñecas, pero nunca exhibí mis trabajos. De repente me sentí revitalizada con una fuerte necesidad de volver a pintar”.
    A pesar de la pausa, Wien tiene más de 50 exposiciones colectivas e individuales a su favor en Costa Rica, los Estados Unidos y Europa. Entre 1997 y 1999 recibió Mención de Honor y Primer Lugar del premio Grano de Oro auspiciado por Sintercafé.
    En los últimos cinco años, ha realizado ocho exposiciones individuales y participado en veinticinco colectivas. Fue la ganadora del Concurso El Color de Costa Rica en los años 2003 y 2004. En el año 2005 recibió una Mención de Honor en la exposición Women in the Arts llevada a cabo en el Museo de las Américas en Miami. Ese mismo año, fue galardonada con el segundo lugar en el New York International Art Festival. Su trabajo se encuentra en colecciones privadas en Europa, los Estados Unidos y Panamá, así como en Costa Rica.
    La próxima exposición de Wien está programada para abarcar los meses de septiembre a noviembre en el Restaurante Bacchus en Santa Ana. Para mirar su trabajo, visite su excelente página Web en www.anawien.com. Para información, contacte a la artista en info@anawien.com o al teléfono 282-2805.



    Subir





    20 Artistas Internacionales Contemporáneos (Vol.4)

    Biblioteca de Artistas de las Comunicaciones Europeas
    Páginas 60, 61 y 62


    Ana
    WIEN

    Nacida en San José, Costa Rica
    Residente en Costa Rica

    Educación: Estudió pintura y grabado en la Universidad de Costa Rica, Facultad de Bellas Artes.
    Comenzó su carrera artística en el año 1979 definiendo su estilo a través de los años, en los talleres de los afamados maestros de la plástica costarricense Manuel de la Cruz González Luján, Francisco Amighetti y Rafa Fernández.
    Con los pintores Hernán Pérez y Rodrigo Brenes estudió nuevas técnicas enriqueciendo cada vez más su pintura, aportando así, más texturas, formas y color a sus trabajos.
    Exposiciones: Ha realizado más de 50 exposiciones individuales y colectivas en Costa Rica, Estados Unidos y países de Europa; entre ellos, Barcelona (España) y Copenhagen (Dinamarca).


    "La mirada azul del cielo" (2005), acrílico sobre tela, 91 x 91 cm.

    También ha participado en numerosos certámenes, subastas y bienales de arte.
    Premios: Mención de Honor en la exposición “Mujeres en el Arte” del Museo de las Américas de Miami, Florida en 2005.
    2º. Premio en el Festival Internacional de Arte de New York en 2005; 1er. Premio del Certamen Color de Costa Rica en 2004 y 2003; Mención de Honor “Grano de Oro”, Sintercafé, San José, Costa Rica en 1999; 1er. Premio “Grano de Oro”, Sintercafé, San José, Costa Rica en 1997.
    Colecciones: Sus obras se encuentran en colecciones privadas en Costa Rica, México, Panamá, Estados Unidos y varios países europeos.
    Publicaciones: Se han publicado varios reportajes sobre la artista.
    “Hoy más que nunca en la palestra artística. Su naturaleza inquieta, su espíritu emprendedor y su imaginativa creatividad hacen de esta artista buscar constantemente nuevos escenarios para exponer sus obras, y en ese deambular, se le ve creciendo y cosechando frutos. De esta manera, con su lenguaje plástico bien consagrado y su tesonero proceder; Ana Wien se abre camino a nivel internacional”. (Lucrecia Alfaro, Directora de la revista “Estilos y Casas”, Julio de 2005).
    “Ana Wien presenta, con sutil lenguaje, la poética de un contexto propio de los universos contenidos en aquel concepto de lo real maravilloso, permeado de los paraísos plenos de color y lirismo propios de los mundos de fantasía y el exotismo presentes en nuestra imaginación desde la niñez. Ana interactúa con fluidez en torno a la configuración de mundos míticos expresados en un lenguaje neofigurativo, constituido por espacios virtuales que juegan tanto con la luz como con la riqueza de color”. (Ana Mercedes González Kreysa, Historiadora de Arte y Curadora, Costa Rica).


    "Luz en el corazón" (2005), acrílico sobre tela, 122 x 91 cm.


    "Música Latina" (2004), acrílico sobre tela, 120 x 100 cm.


    "Tierra Mágica de Ensueño"(2005), acrílico sobre tela, 122 x 122 cm.

    Subir





    Revista Estilos y Casas
    Año 7 - Número 5 - Página 200 - Año 2005


    Hoy más que Nunca en la Palestra Artística


    "Contrapunto de Sentimientos" / Medidas: 100 x 100 cm / Premio Miami

    Texto: Lucrecia Alfaro Álvarez

    Su naturaleza inquieta, su espíritu emprendedor y su imaginativa creatividad hacen a esta artista buscar constantemente nuevos escenarios para exponer sus obras, Y en ese deambular, se le ve creciendo y cosechando frutos.










    Ana Wien, artista costarricense, hoy más que nunca en la palestra artística internacional.

    Es así como en el mes de marzo, con una de sus singulares y muy expresionistas creaciones llamada “Contrapunto de Sentimientos” y habiendo sido la única costarricense asistente entre los 38 artistas invitados de todo el mundo, obtuvo una mención honorífica en el certamen “Women in the Arts 2005” , organizado por el Museo de las Américas en Miami, Florida. En tal evento, sólo se otorga una mención en pintura, una en escultura y una en fotografía, así que en su categoría fue la mejor reconocida y la obra estará expuesta en dicho museo por algún tiempo.

    A su regreso, por invitación, realizó una exposición individual en el Hotel Docelunas, ubicado en una bella zona costera de Jacó. Allí durante 15 días, 17 de sus mejores obras estuvieron expuestas al público nacional y extranjero visitante.

    Más tarde participó en la primera muestra colectiva de pintura organizada por el Club Punta Leona en sus instalaciones, evento que se prolongó durante toda la pasada Semana Santa, donde la afluencia de gente fue numerosa. Aquí la artista se hizo presente con seis de sus creaciones.


    " Fantasía en las Rocas " / Medidas: 122 cm x 91 cm / Expo en Nueva York 2005.

    Como si este trajín no fuera poco, el 28 de abril participó con seis de sus obras en el prestigioso “New Cork Internacional Art Festival, realizado en la meca del arte, la “Gran Manzana” y en el que todas las artes: la música, el cine, los videos y, por su puesto, la pintura, están presentes, en esta oportunidad, con 59 expositores en esta última categoría plástica, en cuenta la artista Wien como única costarricense participante quien obtuvo el segundo lugar en la categoría de pintura.

    A su arribo de nuevo a Costa Rica, a partir del 17 mayo y a lo largo de un mes, llevó a cabo otra exhibición individual, esta vez en el conocido Costa Rica Country Club, donde mostró a todos los visitantes más de una veintena de sus creaciones.

    Se añade a esta lista de exitoso periplo artístico, la participación con otra de sus obras en una exposición colectiva organizada por una de las más prestigiosas galerías de Copenhague, capital de Dinamarca, llamada Crisol Art.

    De esta manera, con su lenguaje plástico bien consagrado y su tesonero proceder Ana Wien se abre camino a nivel internacional.

    Desde Estilos & Casas un saludo y la felicitación sincera por este comprometido y constante esfuerzo.


    " Pinceladas de Luz y Color " / Medidas: 120 cm x 100 cm / Año: 2004 / Expo en Nueva York 2005


    " Tierra Mágica de Ensueño " / Medidas: 122 cm x 122 cm / Año: 2005 / Expo en Nueva York 2005.


    " Música Latina " / Medidas: 120 cm x 100 cm / Año: 2004 / Expo en Nueva York 2005.

    Subir



    New York Internacional Art Festival

    Pintora Ana Wien recibe premio

    La Nación
    Jueves, 16 de Junio, 2005
    por Marcela Cantero

    Ana Wien tiene varias
    participaciones internacionales.

    La artista costarricense Ana Wien obtuvo el segundo lugar en la categoría de pintura del New York International Art Festival.
    Ana Wien fue invitada a ese encuentro del arte, que se realizó en abril. El festival notificó sobre las premiaciones hace pocos días.
    Wien participó en esa gran feria del arte con seis pinturas y fue bien considerada por el jurado.
    La artista recibió en marzo una mención en la categoría de pintura,en la exposición colectiva que organizó el Museo de las Américas, en Miami Estados Unidos.
    Hace pocas semanas, realizó su más reciente muestra individual en el Costa Rica Country Club.
    Allí reunió 37 obras que creó entre los años 2004 y 2005.
    Wien tiene 30 años en el mundo de la pintura y ha participado en diferentes festivales de arte.
    En sus trabajos, la artista explora varios temas, entre ellos, la relación de pareja , la unión familiar, la mujer actual y la naturaleza.
    Ella suele pintar con la técnica de acrílico y sus cuadros son de pequeño y mediano formatos.



    Subir




    Muestra de Pintura en el Costa Rica Country Club

    Colores y formas de Ana Wien

    La Nación
    Viernes, 27 de Mayo, 2005

    por Marcela Cantero

    Las formas siempre existen y el color es para siempre, con este título la pintora costarricense Ana Wien presenta parte de su obra en el Costa Rica Cuntry Club, en Escazú.
    La muestra agrupa 37 pinturas en acrilico de diferentes formatos, que fueron pintadas entre los años 2004 y 2005.
    El trabajo de Wien se caracteriza por el uso de colores brillantes y mucha textura en sus obras.
    Los cuadros son de su serie Mundos místicos, una de las áreas que más explora, ahora, tras casi 30 años de carrera.
    La artista suele combinar las formas de flores con las figuras humanas. “Exploro diferentes temas: la relación de pareja, la unión familiar, la mujer actual, la amistad, la naturaleza, y de manera muy especial, la relación de todos los seres con Dios”, comentó.
    Wien recibió en marzo una mención en la categoría de pintura , en la exposición colectiva que organizó el Museo de las Américas , en Miami, Estados Unidos.
    Su trabajo también estuvo en el New York International Art Festival que tuvo lugar en esa ciudad estadounidense, en abril.
    Otras de sus piezas formaron parte de una muestra colectiva en una galería holandesa.
    “ He tenido un año muy bueno y estoy analizando otras ofertas para mostrar mi trabajo. Por el momento, trabajo en varias obras”, dijo.
    La exposición Las formas siempre existen y el color es para siempre estará abierta todo este fin de semana, en el Costa Rica Country Club, con un horario de 9 a.m. a 6p.m. La entrada es gratuita.

    Subir



    Arte que nace de lo natural


    La República
    Martes, 17 de mayo, 2005

    por Sofía Herrera


    Despúes de presentar Sus Obras en Nueva York, La artista costarricense Ana Wien expone su arte Surrealista en el Country Club.

    Naturaleza , pareja y el alma son fuente fundamental de la obra de la artista costarricense Ana Wien, quien desde hoy expone sus obras en Country Club.
    Una muestra que fusiona colores y texturas para dar vida a su punto de vista,el resultado es arte surrealista contemporáneo que transforma las semillas en seres humanos.

    De la naturaleza germinan figuras, sentimientos e historias. Es el arte de Ana Wien, quien expone desde hoy en el Country Club.

    Las imágenes de Wien se muestran ante los ojos del espectador con una perpectiva fantástica . “Polvo de flores”, “Montículos del alma”, “Ensueño del bosque”, “Contrapuntos de sentimientos“, “Danza sensual” y “Fantasía en las rocas” son parte de las 30 obras, algunas de ellas mostradas en la Gran Manzana duarante el Festival New York Art.
    La muestra se inagura hoy a las 7:30 p.m. en el Country Club , y permanecerá en exhibición y venta hasta el 31 de mayo.
    Las obras son en acrílico sobre tela y utilizó también diversos materiales como la resina, madera, murano y piedra.
    Cada obra posee un formato diferente para capturar la atención del público, lo cual logra mediante el movimiento de las pinceladas.
    Como parte de esta exposición también habrá cuatro esculturas que se integrarán a la muestra.
    “Tanto de transmitir las ganas de vivir, las buenas vibras y las cosas que me hacen estar feliz conmingo misma”, manisfetó Wien, quien tiene más de 30 años en la escena artística .
    En este momento sus obras se muestran en diversas partes del mundo como Copenhague,donde fue invitada a participar en un festival internacional.
    “ Toda las imágenes son de mi espacio más profundo, me identifican, y es por eso cada persona llega a una interpretación diferente , eso es lo más satisfactorio de la creación”, explicó Wien. Si quiere conocer más de ella acceda a la página www.anawien.com





    CERTAMEN EL COLOR DE COSTA RICA 2004
    CALENDARIOS 2005
    PRO-OBRAS BENÉFICAS NIÑOS COSTARRICENSES Y CONSERVACIÓN DE LA NATURALEZA.


    CERTAMEN EL COLOR DE COSTA RICA 2003
    TARJETAS POSTALES
    PRO-OBRAS BENÉFICAS NIÑOS COSTARRICENSES Y CONSERVACIÓN DE LA NATURALEZA.

    Subir




    Revista Estilos y Casas
    Año 7 - Número 1 - Página 105 - Año 2004
    Ana Wien

    Versátil y Consistente


    Texto: Lucrecia Alfaro / Fotografías: Julián Trejos

    Espátulas, cepillos, pinceles, piedras e hilos son parte de las herramientas y recursos con que Ana Wien da rienda suelta a la creatividad y la imaginación en sus obras más recientes.
    Su inquieta sustancia creadora la motiva constantemente a buscar nuevas formas, nuevos recursos que le permitan enriquecer el sentido expresivo-estético de sus creaciones. Y es por ello que hoy sus obras muestran fondos mucho más trabajados, que en ocasiones parecieran aludir a formaciones rocosas, estalactitas cavernarias, fríos icebergs polares o multicolores vitrales de forma rectangular. Lo cierto es que las interpretaciones son infinitas, pero lo cautivante de su original propuesta es innegable.
    También, en algunos casos adiciona a esos mismos fondos diminutas piedrecillas y finos hilos que de singular manera logra “tejer” al resto de la obra, consiguiendo con ellos elevar la fuerza expresiva de lo creado, al tiempo que denota lo versátil de su naturaleza artística.
    Desde hace dos años, según cuenta, ya no hace bocetos previos, sino que mancha directo sobre la tela, lo cual considera le exige más como artista, a nivel técnico y de composición. Emparejado a ello, ha conseguido dar mayor soltura y fluidez a las figuras dentro del plano, que cobran diversas interpretaciones según la obra: en unas toman apariencia humana, en otras lucen cual flores de granates, corales o turquesas, en algunas más se transforman en mariposas, mientras que en otras dan una sensación más etérea que bien podrían “leerse” como los retratos de algunas auras muy especiales o de seres procedentes del espacio; la fantasía es total.
    Por otro lado, su incesante necesidad de innovar e investigar la ha llevado ahora a incursionar en la escultura para volver táctil y tridimensional su particular mundo mágico. De hecho, sus tres primeras creaciones en bronce (que mostramos en estas páginas), están inspiradas en pinturas suyas de las que incluso han tomado los nombres, a saber: “Vuelo Supremo”, “Nace una Estrella” y “La Familia”. Y es que es digno de mencionar que si bien existe en la artista una intención constante y expresa de enriquecer y mejorar la forma, la expresión plástica, cierto es también que se mantienen invariables tanto la temática, que siempre ha girado sobre el amor, la familia, los valores humanos, la relación con Dios y con la naturaleza, como el lenguaje que ya la distingue y da coherencia a toda su propuesta, la cual, sin duda, se ha visto fortalecida con el paso del tiempo.
    Aquellos fondos de rica textura que discurren con fluidez por los lienzos, son reinterpretados en las esculturas como bases esféricas de rugosa superficie, cual “piel” de naranja, sobre las que descansan las figuras principales de la obra. Así, al conseguir ser versátil y consistente al mismo tiempo, el realismo mágico que envuelve al expresionismo abstracto de Ana Wien, logra dar un carácter realmente único a su quehacer artístico.



    Subir




    LA NACION
    13 de marzo 2003

    Mujer Multicolor
    La pintora Ana Wien inaugura hoy la exposición Armonía, Luz y Color.

    Mujer de baja estatura y mirada luminosa, Ana Wien destacada por su sensibilidad a la hora de pintar sus obras, que son un verdadero universo de color.
    Sus pinturas tienen mucho colorido, movimiento y una gran riqueza de texturas. Además, ella misma elabora los marcos de sus cuadros.
    Wien es ama de casa, madre de tres hijos y orgullosa abuela.
    Cuando se casó, dejó un poco de lado los pinceles para criar a sus hijos, pero siempre reservó un ratito para ella, tiempo que dedicaba a su gran pasión: pintar.
    “Siempre quise pintar. Eso me nació desde muy chiquita como una necesidad de expresarme y de comunicar mis sentimientos y mi manera de ser; de compartir con la gente lo que yo siento, mis ganas de vivir y mi positivismo. Nunca podría dejar de pintar”, dijo convencida.
    Y es que la personalidad de Ana resalta en todo su arte, el cual no es más que un reflejo auténtico de sus vivencias. Sus pinturas evocan muy diversos sentimientos al espectador.
    Los elementos que antes nos mostraban figuras geométricas básicas, pasaron a ser formas con trazos más libres, reflejando un estilo artístico más maduro.

    Mujer, familia y naturaleza.

    “Me gusta pintar la familia, la mujer y la naturaleza. Para mí es importante transmitirle cosas positivas a la gente”, dijo.
    El elemento femenino, en analogía con la tierra, aparece como símbolo de la fertilidad.
    La familia representa el equilibrio y el complemento necesario con la pareja para la realización de cada ser humano.
    Amante de la naturaleza, este elemento no podía estar alejado de su arte, donde se observan frutas, árboles y animales.
    También crea obras de temática infantil, donde se pueden identificar elementos clásicos de la niñez, como tucos de colores o caballitos de madera.
    Ana Wien cuenta con treinta años de trayectoria. En 1997, ganó la décima edición del Certamen de Pintura Grano de Oro, organizado por Sintercafé.
    Ha realizado cinco exposiciones individuales y más de 20 colectivas. Destaca su participación en varias ediciones del Festival de Arte al Aire Libre. Además de exhibirse en el país, sus obras se han expuesto en galerías de Estados Unidos.

    Subir




    Revista Su Casa
    Edición Xll - Pág 150 - Año 2003

    La dolce vita

    Lirismo y color en
    pinturas de Ana Wien


    La pintora Ana Wien realizó una exposición de sus cuadros más recientes en la galería Art Max, donde pudimos observar bellísimas obras llenas de lirismo y color.
    La artista señalo que su obra se puede catalogar dentro de una neofiguración expresionista, donde por medio de figuras expresa todo aquello que transmita vida, buscando una interacción entre espectador y pintor.


    " ARMONÍA, LUZ Y COLOR EN EL CIRCO "
    ACRÍLICO

    " FLOTO CON LA LUNA "
    ACRÍLICO

    " GALLO PINTO "
    ACRÍLICO

    " LLUVIA DE CAFÉ"
    ACRÍLICO

    Subir



    Revista Estilos y Casas
    Año 6 - Número 2 - Pág 254 - Año 2003

    Sobre la mujer, la Familia y la Naturaleza...

    Su obra está plena de colorido y rica textura, que hacen que se perciba con vida, con espíritu. Las formas que emplea son sencillas, recurriendo en muchos casos a la geometría básica de círculos, triángulos, cuadrados y demás; pero entremezclados de manera tan rica que cobran uno y más significados, conforme se les observa con atención.
    Sin duda alguna, Ana Wien plasma en sus obras los principios que guían su vida, sus valores y baluartes, queriendo reforzarlos y promoverlos al mundo entero, como transcendentales para el ser humano. Es por ello que sus temas siempre giran alrededor de la mujer, la familia y la naturaleza; mismos que repite y mezclan en exquisita y singular forma, una y otra vez.
    Así, se declara conservacionista del medio ambiente y concibe como una simbiosis de interdependencia la relación entre la humanidad y la naturaleza. Además, incluye a la mujer en muchos de sus cuadros como reconocimiento al aporte de ésta a la sociedad, agregando vida, luz y color, a través de sus acciones, hijos, sabiduría y amor.
    El elemento femenino, que en repetidas ocasiones utiliza para simbolizar la fertilidad de la tierra, de la especie, de la vida misma. Por otra parte, la familia viene a representar el equilibrio, estabilidad y complemento necesario con sus congéneres para la realización plena de cada ser humano.
    Explica que el resultado de su pintura hoy, obedece y se enriquece de su predilección, durante toda su vida, por conocer y aprender, mediante cursos de pintura, en diversas técnicas como el óleo, plumilla y ahora acrílico; junto a otros muchos de manualidades y demás; conocimiento diverso, que en general combina con sutil creatividad y habilidad para innovar constantemente.


    Por ello, los singulares y multicolores cuadros que mostramos en estas planas, elaboradas en acrílico, contemplan finos detalles propios de la técnica de plumilla, lo que les imprime mayor riqueza plástica y expresiva, evidenciando además gran destreza y creatividad, personalizándolos totalmente.
    Con esta visión de querer crear algo nuevo y distinto; incursionó tiempo atrás en otras ramas artísticas como la escultura con dehechos y la joyería, entre otras disciplinas.
    Todo su arte, es como ella misma, intensa y alegre – evidenciado en los vivos colores – inquieta y en constante movimiento- sugerido con la inclusión de aves como medio de transporte- profunda y reflexiva- al tener sus cuadros múltiples conceptos y significados mezclados-; pero sobre todo con una visión positiva de la vida, al ser trazos llenos de luz, color y muchos elementos naturales; entre árboles, frutas, animales y personas; mostrando su profundo apego y respeto por la naturaleza.
    Todas estas características de la obra de Ana Wien, le permitieron acreditarse el primer lugar del concurso Grano de Oro, Sintercafé 1997; entre otras muchas exposiciones individuales y colectivas, dentro y fuera de nuestro país.




    MAÑANA... PAZ


    FLORES Y FRUTOS CON AROMA COSTARRICENSE


    EMPOLLANDO CAFÉ PARA EL MUNDO

    Subir




    Revista Estilos y Casas
    Año 4 - Número 1 - Pág 148 - Año 2003

    Ana Wien



    El querer reforzar y promover los valores y baluartes que guían su vida, hace a Ana Wien crear obras plenas de textura y mucho colorido; recurriendo a formas muy sencillas, y en muchos casos basándose en la geometría básica de círculos, triángulos y cuadrados; entrelazándolos de tal manera, que cobran uno y más significados, siempre dentro de temas humanos, que giran alrededor de la mujer, la familia y la naturaleza.
    Para Ana Wien, es vital dar reconocimiento a la mujer por su aporte a la sociedad, engendrando hijos, sabiduría y amor, como queda evidenciado en este bello cuadro de madre con su hijo en las entrañas.


    Subir




    Revista Estilos y Casas
    Año 5 - Número 6 - Pág 204 - Año 2002

    Filigrana de Sentimientos

    Innovar constantemente procurando encontrar nuevas formas de expresar todo aquello que su ser ha llevado guardado por tanto tiempo y que en la pintura ha encontrado el canal ideal para salir a flote, es sin duda la constante que marca el camino artístico de Ana Wien.
    “En mi infancia y adolescencia fui muy tímida y es hasta encontrarme con la pintura que he podido expresar mucho de lo que tuve en silencio durante aquellos años”, explica.
    Quizás por ello, sus creaciones tienen mucho de lúdico con destellos de magia que encantan a chicos y grandes.
    Los elementos que tiempo atrás se mostraban sintetizados en figuras geométricas básicas, en sus creaciones actuales toman forma con sus trazos más libres, más sueltos. “Considero que estoy madurando hacia una expresión más moderna, más contemporánea”, asevera al respecto.
    Aspecto que hace aún más multi interpretativas sus obras para el espectador y le permite plasmar sus más profundos sentimientos, sin ser totalmente evidente, donde cada trazo, cada pincelada, representa un pensamiento, una emoción, que se van hilando cual filigrana de sentimientos. Así conversa susurrando, sugiriendo, logrando dar color a su alma.

    " GRACIAS" 76 X 76 cm
    " LLUVIA DE CAFÉ" 60 x 60 cm

    Persisten sin embargo otras características notables de su arte que conforman parte de su sello personal: un multicolor colorido siempre intenso y rico en texturado, logrado a partir del uso de la espátula y de la técnica de filigrana propia de la plumilla, que consiguen un conjunto que cada obra se perciba plena, vivaz y alegre. “Me gusta transmitir positivismo, felicidad y buena vibra”, afirma.
    Y es que la sensibilidad humana sigue latente en sus creaciones, centrando su temática en lo que la artista considera mas trascendente: las relaciones humanas en sus tan diversas manifestaciones como lo son la pareja, la unión familiar, la mujer actual, la amistad..., así como la interdependencia de los individuos con la naturaleza y con Dios; porque si explícitamente no se muestra en las obras una relación fehaciente con el Creador, tácitamente el colorido que desbordan, implican la alegría por la vida que se transforman en alabanza, lisonja que se evidencia en algunos de los títulos de sus series más recientes, como las tres denominadas “Gracias por las cosas que me han pasado en la vida”.
    Como muestra quizás inconsciente y nostálgica de su admiración por la etapa de la niñez, también está creando obras de temática infantil en las que son fácilmente identificables elementos propios de una infancia lejana de: tucos de colores, carritos halados por un cordel , ruedas de Chicago, y caballitos de madera. Sin duda, interpretación utópica de lo que debió haber sido esos primeros años de vida.

    Así, el arte de Ana Wien es ella misma: intensa, sensible, y multifacética, en constante movimiento que pese al devenir cotidiano, muestra en sus obras una visión siempre positiva de la vida, visión que le permitió acreditarse el primer lugar del concurso Grano de Oro, Sintercafé 1997.
    Su actual momento creativo lo concibe un reto más difícil, más cautivante y lo considera un período de transición, de su habitual realismo mágico a la abstracción.

    " YO SOY EL FRUTO"
    / Técnica: Acrílico sobre tela / 91 x91 cm
    "YO SOY EL ÁRBOL QUE HABLA"
    / Técnica: Acrílico sobre tela / 91 x 91 cm

    " MÚSICA Y SONIDO "
    120 x 130 cm
    " ARMONÍA, LUZ Y COLOR EN EL CIRCO"
    100 x 100 cm



    " POR HACERME TAN FELÍZ "
    Técnica: Acrílico sobre tela / 76 x 76 cm

    Subir



    Revista Estilos y Casas
    Año 3- Número 3 - Pág 70 - Año 2000

    Muestra de Autosuperación



    Bien se puede así denominar la exhibición pictórica que la artista inauguró el pasado 13 de marzo en la galería ArtMax, y que contó con la nutrida muestra de 49 de sus obras, agrupadas bajo el nombre “Armonía, luz y color”.
    Colección en la que se percibe una evidente evolución de la artista hacia lo que la curadora Ana Mercedes González Kreysa ha gustado en llamar “neofiguración expresionista”, respecto a lo que la propia Ana Wien declara: “Son los mismos temas que siempre he tratado, mi forma de ver el mundo, el positivismo, las ganas de vivir que mucho apelan a mis sentimientos de la niñez, recurriendo ahora a formas e imágenes más libres, dinámicas y sueltas para representarlos”. Al color lírico, evocadoras texturas y a las formas desenfadadas de mágico encanto (que inspiran varias interpretaciones en el espectador) y que son características en esta artista costarricense, se suma como es notable diferencia que en algunas obras el marco se integra y es profundamente trabajado tanto o igual a éstas; sin duda alguna particularidad que desde ya tiene el sello personal de esta afanada pintora, que siempre está en busca de innovar en pro de su auto superación.
    A la inauguración se dieron cita cantidad de familiares, amigos, colegas, y coleccionistas, quienes mientras apreciaban la “jugosa” colección de la espaciosa galería, aprovecharon para deparar amenas charlas y degustar algunos bocadillos, acompañados de buen vino.


    "Ella siempre quiso pintar,
    pero la vida le puso otras
    obligaciones que le hicieron
    dejar de lado los colores.
    Sin embrago, le ganó la carrera al destino y
    hoy es una mujer reconocida
    por su sensibilidad y su arte."




    Es una mujer pequeña, de rostro redondo y ojos grandes. Está sentada en un prado verde con los brazos cargados de frutos y rodeada de una intensa vegetación. Miré al rededor y me topé con otras mujeres; en todas se repetía el mismo rostro de expresión viva, ojos grandes y algo de nostalgia en los labios.
    Pero la mayor sorpresa la tuve cuando conocí a quién las había pintado: ella se había salido de uno de sus propios cuadros. Su rostro era igual de agradable y sus ojos reflejaban la misma luz que salía de sus pinturas.
    Una vez que entablamos conversación descubrí que ella es mucho más cálida que sus obras.
    Su vida puede servir de ejemplo para muchas personas que quieren hacer realidad su sueño.
    Ana Wien es un ama de casa como tantas otras mujeres costarricenses. Es madre de tres hijos y desde que se casó – al salir del colegio – se dedica por completo a su esposo, su hogar y su familia.
    Como muchas otras mujeres, Ana pospuso sus sueños para ayudar a su marido en el negocio de la familia y poder salir adelante juntos.
    Sin embargo, siempre mantuvo en mente que ella quería ser alguien por ella misma.



    " VUELO SUPREMO "
    Su obra tiene como tema central el amor, la pareja, la familia y la mujer. Este cuadro, llamado
    “Vuelo Supremo”, muestra la fuerza de la pareja unida que la hace volar a través de la vida.

    Su gran pasión, desde muy jovencita, fue la pintura. Ana empezó a esbozar sus primeros cuadros cuando estudiaba en el colegio e inclusive llevó un taller de pintura con Manuel de la Cruz González. Al casarse, su estilo de vida cambió radicalmente y la obligó a dejar un poco de lado su gran pasión. Como ella misma señala, " me dediqué a los negocios y a criar a mis hijos. Sin embargo, siempre traté de buscar un rato para mí y lo usaba para pintar”.
    Ana empezó pintando cosas muy básicas, hasta que llegó a conseguir la soltura de su mano y logró definir su estilo, que según ella relata se caracterizaba por figuras y siluetas bastante estilizadas, pero con colores muy suaves. Para ello usaba plumilla y grafismo y pintaba con color. Lang asegura que antes “las figuras que pintaba eran un poco retorcidas, menos definidas. Había que usar la interpretación y curiosamente nunca tenían ojos”.
    Cuando había logrado cierta madurez artística, su padre cayó enfermo de gravedad y ella soltó sus pinceles para dedicar su tiempo a los cuidados de su familia y su papá, que permaneció en cama por varios meses.


    " LUCHA POR MÍ "
    “Lucha por mí " presenta un tema ecológico, que pone de manifiesto la importancia del equilibrio entre formas y colores. Es un llamado a la conservación de la naturaleza.

    La muerte de su padre y el cansancio acumulado luego de todo el tiempo que pasó a su lado la alejaron de la pintura durante casi ocho años. “Creo que me costó mucho recuperarme y no tenía ganas de nada. Estaba muy triste y no quería pintar”, señala.
    Sin embargo, poco a poco fue retomando el gusto por el arte. Primero experimentó con una técnica conocida como collage, que consiste en hacer las obras usando diferentes texturas y materiales. Luego decidió hacer escultura de chatarra y más tarde probó con joyería de desechos, como tela, vidrio, cueros, bronce y pintura.
    Según ella nos cuenta, su joyería tuvo bastante éxito, pero no la llenaba tanto como la pintura.
    Fue así como decidió volver a pintar, luego de un proceso de evolución artística hacia nuevas formas, que la llevó a pasar de una técnica más artesanal a una mucho más artística.
    Su esfuerzo y dedicación a la pintura la llevaron a luchar por perfeccionar su estilo, que hoy propone en nuevas formas con colores fuertes y temas variados. Por el momento, Ana quiere continuar en esa misma línea, donde el tema de la mujer, la familia y la naturaleza predominan.
    El apoyo de su familia fue vital para que realizara su sueño de pintar la vida de colores. Su obra refleja su propia vida, las cosas que ha visto y que influyen en ella.
    Sus obras se han exhibido en museos y alrededor del mundo, desde París hasta San José, pasando por New York y Washington.
    Ana se describe así misma como una mujer de metas, que si quiere hacer algo lo hace lo mejor que puede. Definitivamente tiene razón, y su pintura es reflejo de ello.


    " EMERGIENDO "
    Muestra a una mujer que sale de un libro para narrar su proceso de evolución en la vida y la sociedad

    Subir



    LA NACION
    4 de mayo de 1980

    Ana Wien expone por segunda vez


    "MATRIMONIO" es el nombre de este dibujo en tinta china



    Treinta y cinco dibujos y pinturas constituyen la exhibición de trabajos que mostrará Ana Wien a partir del próximo jueves en el Museo Nacional.
    Se trata de la segunda exposición de ella, “en la cual continúa desenvolviendo su mundo personal, mitad real, mitad fantástico, introspectivo y sugerente a la vez”, comenta el artista Francisco Amighetti.
    El año pasado por primera vez la señora mostró sus trabajos al público y se reveló como “una personalidad de gran originalidad creativa”, según afirmó en esa ocasión don Manuel de la Cruz González Luján.

    Desde entonces, la pintora ha cultivado un estilo y una técnica muy personales, en los cuales ha venido profundizando y experimentado. Ella prepara el papel con capas sucesivas de acuarela, hasta lograr texturas visuales y combinaciones especiales de colores. Luego dibuja sobre ellas en tinta china, acuarela, pastel y grafito. En cuanto a la temática, se caracteriza por ser imprecisa, con un tratamiento muy libre de la figura, humana, animal o vegetal, sugerida más que nada sobre el color. “La artista echa mano de la mancha del color – explica Amighetti – y sus rasgos un poco flamígeros contrastan con elementos gráficos rectilígeros que estructuran el espacio y serenan el tumulto de sus formas”. Esa, básicamente es la diferencia de sus dibujos y pinturas de este año con respecto a los del año pasado: la inclusión de líneas a modo de estructuras arquitectónicas. También en esta oportunidad hay trabajos en blanco y negro, repujados y texturas ya no puramente visuales. Estos cambios son para la artista más importantes que los temáticos propiamente dichos. “El tema no es lo importante para mí, sino la búsqueda técnica”, afirma ella.

    La libertad

    Para Ana Wien el proceso creador está unido inconscientemente a su concepto de libertad. “Nunca me mueve una intención definida al empezar a dibujar, sino el deseo puro de trabajar. Pienso que si me propongo un tema con anticipación ya no podré trabajar libremente. Por eso – agrega –siempre empiezo de cero.
    Ella se definió como una rebelde a las enseñanzas académicas de las artes plásticas. En un principio fue alumna de Manuel de la Cruz González y con el adquirió una serie de conocimientos y luego se independizó.
    “Si se quiere desarrollar un estilo o una técnica propia, es necesario adueñarse de una serie de conocimientos de composición, color, luz, etcétera. Pero luego no se puede trabajar de acuerdo con reglas que funcionan para los demás. Eso es limitante”.
    Añade que el aprendizaje al lado de un maestro es una etapa que debe superarse. “De pronto, si uno no se desliga a tiempo, está pintado igual que el maestro y entonces en realidad está creando en una forma ajena a la propia”.

    Subir



    La República
    Domingo 4 de mayo de 1980

    Figuras estilizadas y formas geométricas


    Ana Wien , esta vez nos muestra una
    pintura más madura, pero siempre,
    llena de fantasía.
    Fotos: Esquivel

    Hemos visto un nuevo giro en la obra de Ana Wien , que este año, nos muestra en su nueva exposición a partir del 8 de mayo, en la Sala de Arte del Museo Nacional.
    Su obra siempre en tintas y barnices, acrílicos y oleos, sus figuras largas y estilizadas que ahora nos las muestra combinadas con dibujos geométricos, que le dan un nuevo aspecto lleno de vivacidad.
    En esta nueva colección, sus colores son mas fuertes, predominando loa amarillos y cafés con detalles rojos y verdes.
    La pintura de Ana refleja una imaginación desbordante. No me he dejado influenciar por ningún otro artista ni por las críticas que recibo. Mi obra es muy mía, nos dice. No se si son realidad o fantasía yo pienso que mas bien es una mezcla de estas dos cosas.

    En la serie “Mariposas” vemos a algunas con cabeza de colibrí llenas de movimiento y color que nos hace preguntarnos si son reales.
    Entre sus dibujos, en los trabajos en pastel de acuarela y tinta china, vemos el nuevo giro que esta tomando Ana. Mas profesionalidad, mas madurez y con una técnica impecable. De ella ha dicho el Prof. Francisco Amighetti: “Uno de los rasgos que mejor definen su obra es el fluir de su imaginación que corre espontánea. La artista echa mano de la mancha de color y sus rasgos, un poco flamígeros, contrastan con elementos gráficos rectilíneos que estructuran el espacio y serenan el tumulto de sus formas.
    Hay elementos que vienen desde su primera aparición en el arte que siguen siendo protagonistas de su composición y de su imprecisa temática. Sin embargo hay también cambios y mutaciones en su aventura plástica que se erige con carácter permanente.
    Ana estudio pintura con Manuel de la Cruz González y esta es la segunda exposición individual.
    Esta casada con don Max Lang y tienen tres hijos: Jennifer, Michelle y Henry.


    Subir




    Ancora, LA NACION
    25 de febrero de 1979

    Un mundo de extrañas figuras en los dibujos de Ana Wien


    Como una gran personalidad de gran originalidad creativa, define don Manuel de la Cruz González a Ana Wien , quien actualmente expone más de 50 dibujos en el Museo Nacional.
    Original porque crea todo un mundo fantástico de figuras, flores y animales, sobre fondos de delicadas texturas plásticas.
    “Sus figuras no narran historias –continúa don Manuel- simplemente se presenta con la vestidura del arte”. Y es que son formas abstractas que más bien sugieren determinadas temáticas, dentro de una atmósfera de color y movimiento: “son almas que se adivinan retorcidas en su propio mundo de color”, dice el pintor.


















    " NACE UNA ESTRELLA "
    Formación
    Don Manuel de la Cruz González conoce la obra de Ana Wien porque fue su maestro durante algún tiempo. Afirma Francisco Amighetti que a este conocido pintor, le debe la dibujante “gran parte de la independencia con que trata la forma”.
    Sin embargo, la artista manifiesta su propia personalidad desde hace bastante tiempo. Empezó a pintar desde hace unos siete años, con óleo, acuarela y acrílico, pero con un sentido inquisidor, de experimentación con la forma y los colores.
    “Siempre me ha gustado experimentar, ensayar técnicas nuevas y así he pasado de la pintura, con los materiales tradicionales, al trabajo con la cerámica a mano y ahora a los dibujos en tintas chinas, acuarelas y barniz”.
    De modo que su trabajo, hasta la fecha, lo ha realizado sin enseñanzas del tipo académico formal. “Yo me considero una autodidacta”, afirma.
    A pesar de ello, cree necesario que el artista acuda a centros de educación superior, “para ampliar los horizontes y tener un mayor conocimiento de técnicas, estilos y todo lo relacionado con el oficio”.

    La técnica
    Ana Wien realiza sus trabajos en lo que se conoce como dibujo lavado. Consiste en la preparación del fondo con capas sucesivas de acuarela, hasta lograr determinadas texturas visuales y combinaciones de colores. Posteriormente trabaja la figura en tinta china y por último aplica un barniz, que le da un brillo especial a la obra.
    Don Francisco Amighetti afirma que la dibujante exhibe en esta serie de la exposición un dominio de elemento gráfico y logra que “el arabesco de la tinta china viva la vida del color”.
    “Yo siento que domino esta técnica –afirma ella- después de experimentar con varios estilos y técnicas pienso que he logrado encontrar algo realmente propio”.

















    " MATERNIDAD "

    Estilo
    Afirma la dibujante que sus obras presentan una mezcla de elementos surrealistas y abstractos, pero que a la vez conservan otros realistas. “A través del color y las formas, se puede distinguir a una mujer, un barco, un gato”, asegura.
    Pero en realidad no se preocupa por tener un estilo determinado o trabajar cierta temática en forma consciente. “Para mí lo fundamental es crear, sin importar el tema o el color. Lo hago por satisfacción interior, por necesidad de liberarme a través de la pintura”, explica.
    Esto no significa que la señora Wien se “deje llevar por la inspiración” a la hora de ponerse a trabajar. “Yo no creo en la inspiración –dice- sino que me interesa el trabajo creativo como tal: como un trabajo”.
    Cada obra –aclara- es un producto superado de una experiencia anterior, producto también de una disciplina y de una búsqueda consciente de nuevas formas de expresión.

















    " TRIÁNGULO "

     


    La exposición

    Esta exhibición, la primera de Ana Wien, se mantendrá abierta hasta el 8 de marzo próximo en el Museo Nacional.
    Consta de más de 50 dibujos, en diversos tamaños, y representa el trabajo de un año de la pintora.
    Así dice don Francisco Amighetti, “Ana comparte con nosotros, por medio de su arte, la estética de su mundo mitad real y mitad imaginario.

    Subir



    La Prensa Libre,
    16 de febrero 1979

    Exposición de dibujos fantásticos de Ana Wien

    Hoy en el Museo Nacional a las 8:00 p.m. será inaugurada una exposición de pintura de Ana Wien .
    La exposición constará de más de 50 pinturas a base de tinta china negra y de colores, combinada con barniz, que a veces usa para terminar sus cuadros o a veces combina con la pintura.
    Algunas de sus obras también son realizadas en parte con acuarela, además de la tinta y el barniz.
    Sus pinturas son más que nada de un estilo surrealista, porque se ve en ellas las formas de las figuras que Ana desea destacar.
    Afirma que al iniciar una obra no pinta pensado en determinada cosa, pero que luego va dándole forma a la misma, hasta que quede satisfecha al darle un significado a las cosas. “Yo pinto porque me gusta”, enfatiza la pintora, por eso al hacerlo lo hago con satisfacción, sin ahondar mucho sobre lo que será el resultado del cuadro que inició”.
















    " ULISES "
    Ana no exhibe un currículum, pero muestra una personalidad de gran originalidad creativa y hasta rebelde, inventora de un mundo de extrañas figuras que danzan a un ritmo atormentado y trágico. Son almas que más que verse se adivinan retorcidas en su propio mundo de color y de tragedia”, dice de su arte don Manuel de la Cruz González.

    Mundo real e imaginario
    Don Francisco Amighetti expresa que “comparte con nosotros por medio de su arte la estética de su mundo mitad real y mitad imaginario”.
    En la mayoría de sus cuadros representa a los seres que se encuentran en el mundo. Se observa así mismo la vegetación en todos sus aspectos.
    Expresa lo que el hombre ha sido a través del tiempo. Los cambios experimentados en él, como las transformaciones en sus costumbres o los cambios fisiológicos que ha sufrido. Por eso a veces representa al hombre entre hombre y animal, porque se cree que antiguamente era el mundo sólo compuesto por animales y la evolución de estos tuvo como resultado la aparición del hombre sobre la tierra.
    En cuanto a la mujer, Ana la representa a través de la evolución que ha habido en su ser como persona humana, ya sea como madre, como mujer profesional, como intelectual, etc.
    En muchas de sus pinturas se observa un movimiento con ritmo, que según la inspiración de la artista, es la gente actual que goza más de la vida.
    El color de las obras rima con los momentos que está pasando la persona, ya sea de alegría, tristeza, entusiasmo, etc.
    “Para mí, afirma la pintora, represento a la humanidad en todos sus aspectos y épocas. Pero no sabría decir si para otros representan lo mismo mis obras”.
    Su maestro ha sido Manuel de la Cruz González, sin embargo ella tiene su propia inspiración y subjetividad, en esta muestra que exhibirá desde hoy.

    Subir



    LA NACION
    Jueves 8 de febrero 1979

    Rebeldía y originalidad en la obra de Ana Wien


    Ana Wien
    se enfrentará al público por primera vez
    en una exposición a partir del 16 de febrero
    en el Museo Nacional.


















    " PENÉLOPE "
    El próximo 16 de este mes se inaugurará a las 8 p.m. en el Museo Nacional la primera exposición de la pintora Ana Wien .
    La muestra se compone de más de 50 obras realizadas en acuarela, tinte y barniz, que presentan un mundo que se debate entre lo real e imaginario.
    “Sus figuras no narran historias-dice don Manuel de la Cruz González, simplemente se presentan con la vestidura del arte”. Así la colección muestra personajes que sugieren mujeres, hombres, animales o plantas, estilizadas con una especie de “aliento propio”.
    La señora Ana Wien afirma que su obra tiene una mezcla de estilo surrealista con abstraccionismo, “pero a la vez conserva elementos reales: se distinguen las formas femeninas, las plantas, un niño, etcétera”.

    En cuanto a los colores, los usa indistintamente aunque si nota ella un cambio en las tonalidades. “Cuando empecé a pintar, hace unos siete años – dice- prefería los tonos fuertes y vibrantes. Poco a poco me cansé de ellos, tal vez logré una paz interior y así plasmar mis inquietudes; ahora uso colores tranquilos y suaves”.
    Sin embargo esta no es una actitud consciente, sino que para ella “lo importante es crear sin importarme el tema o los colores como un medio para liberarme”.


    Originalidad Creativa

    Ana Wien se considera en cierta forma autodidáctica ya que desde siempre se ha dedicado al arte, en sus diferentes manifestaciones.
    Sin embargo, su maestro ha sido Manuel de la Cruz González “a quien – afirma – Francisco Amighetti – le debe gran parte de la independencia con que trata la forma”.
    Asegura la pintora que ella siempre sintió una especie de rebeldía en cuanto a la forma y la composición. “Cuando me pedían que pintara sobre determinado tema, con ciertas características de estilo, empezaba como me lo solicitaba el maestro y al final de cuentas quedaban las estilizaciones que me gustaban. Nunca me gusto lo real”.
    De esta forma, después de siete años de experimentar con diversas técnicas y temas, ella siente que logró “algo propio”.
    “Yo no creo en la inspiración, sino en el trabajo constante, asegura, y no me dejé disciplinar”.
    Así lo corrobora don Manuel de la Cruz cuando dice que Ana Wien no exhibe un currículum vitae pero muestra una personalidad de gran originalidad creativa y hasta rebelde, “inventora de un mundo de extrañas figuras que danzan a un ritmo atormentado”.
    Ana nos muestra una colección de dibujos fantásticos – dice Manuel de la Cruz González- de una originalidad admirable realizados con acuarelas, tintas y barnices "así consigue unas bellísimas texturas eminentemente plásticas”.

    Subir